Una obra de arte puede ser replanteada y presentada con una nueva visión

Si algo me gusta del arte es la posibilidad que nos brinda de ver cosas nuevas, diferentes, irreverentes, distintas a lo que los cánones y las costumbres nos han impuesto. Hace poco, gracias a un chico de los Comerciales Grupo Planeta, conocí un libro que habla de obras de arte que han versionado otras obras ya famosas y valiosas dentro de este mundo. Fue increíble ver, por ejemplo, cuadros de famosos pintores intervenidos con otros estilos, otras propuestas, otros puntos de vista. Sin dudas, una obra de arte puede ser replanteada y presentada con una nueva visión, y sigue siendo tan valiosa como la original.

De hecho, hay exposiciones de pinturas que son versiones de otras y son súper interesantes, pues se trata de apropiaciones de las ideas de otros autores, o sea, ideas que se reinterpretan y se les da otro significado, o se les suma, cualquier cosa puede ser. Es por eso me gusta tanto las posibilidades que da el arte de cambiar, innovar, transformar. ¿Todo es válido? No sé, puede ser. Las personas utilizan las manifestaciones artísticas para expresar lo que sienten, y podemos sentir muchas cosas, ¿verdad?